viernes, 4 de abril de 2014

DIY: personalizar una cajonera con pintura de pizarra

Hoy os traemos un DIY muy facilito y económico, con el que podréis cambiar el aspecto de una cajonera de madera con pintura de pizarra, para personalizarla y usarla en un espacio de trabajo, o en un cuarto de niño o como almacenaje extra en la cocina...


Los materiales que necesitáis son: una cajonera de madera sin tratar, papel de lija, un bote de medio litro de pintura de pizarra negra, un rodillo pequeño de pintor bien limpio y que no deje pelusa y tizas de colores para escribir o dibujar una vez terminado.


Paso 1:  se quitan los cajones, se limpian bien y se lija suavamente la madera para quitar las imperfecciones. Paso 2: mojar el rodillo en la pintura y escurrir para que no gotee. Pintar el exterior de cada cajón en sentido vertical y luego horizontal para cubrir bien toda la superficie. Paso 3: una vez pintado, dejar secar y lijar suavemente para quitar imperfecciones y que quede suave, y repetir así hasta dar 3 o 4 capas hasta que quede bien el acabado. 


Paso 4: una vez repetido el proceso con todos los cajones, dejar secar y montar de nuevo en la cajonera. Ya se pueden personalizar con dibujos o palabras usando diferentes colores de tiza. También existe la opción de usar pintura con efecto imán sobre la capa de pizarra, para que además de tiza se puedan poner objetos de metal, colgar notas, etc.




Y para completar, siempre podéis colgar la cajonera en la pared y usarla también a modo de estantería, para libros u objetos decorativos. ¡Rápido, fácil y con un resultado espectacular!.

Esperamos que os haya gustado... ¡feliz fin de semana a todos!

2 comentarios:

  1. ¡Qué fácil me parece y qué bien queda!
    Gracias chicas, a ver si lo pongo en práctica pronto.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Buenas, una pregunta, como has colgado la cajonera a la pared? No veo escuadras, con tacos? Gracias

    ResponderEliminar